jueves, 12 de septiembre de 2013

a todo lo Tano que habita en mi

Somos embalajes, 
la performance eterna del amor.
Porque con vos iría a 
comprar berenjenas
toda la vida y volvería para dispararte 
un ejercito de almohadones 
por los dientes.

Ay te los rompería toda la boca cuando
me deliras de esa forma.
Es que lo cabrón 
se filtra en el abolengo de la sangre,
nace desde la purga 
de todos mis genes tanos.

Porque hablo batiendo los brazos
y me encanta comer 
ravioles pero todavía
estoy lejos de pinchar
las pelotas que caen en mi jardín
de los niños que juegan fútbol de barrio.

Entendí que la vida
es una interpretación
y que somos hermosos grises
más que negros suculentos
o blancos blanditos.

-Shh... ¿te digo un secreto? 
Es más simple de lo que imaginamos.
Adoramos la idea de
complejizarlo todo
y nos encanta bailar debajo de la lluvia.

Voy a llenar la bañera de burbujas
y transformarlas en cuerpos reales
así las colmamos de sueños
y azúcar.

Te voy a amasar el alma
hasta que te salgan brazos
y seas libre sobre mi bandera 
verde, blanca y roja.
Voy a emborracharme con limoncello
hasta que hiervan los spaghetti.
Ya le entré al Vitel tonne.