jueves, 1 de noviembre de 2012

Entre el cosmos y Virginia Lago

Voy hacia vos
con la saliva en mi boca,
latiendo el sabor
de un puñado de cielos
para estamparte en el viento
y hacerte de pájaros.

Volando fui,
con la magia
combatiente
de hacerte real
y ese pedazo de sol
en las pecas para
que puedas descubrirme.

A reventarme la vida de arte
voy cuando te encuentro con
la nostalgia en los ojos
y dan ganas de ensordecer
bajo monocromos
clavados de arco iris.

A inspirarte de ángeles
voy cuando lo mundano
nos rompe en gritos absortos
de erotismo.

Voy a crearte

en una manifestación
de letras
perdidas de
existencialismo que nunca
supe ver hasta
que volví a tus ojos.

Voy a mirarte y a
hacerte entender la razón
de lo mágico y

real.